ACN CHILE

ACN CHILE

Ayuda a la Iglesia que Sufre” (ACN-Chile) abrió una oficina en Chile en 1998. Desde entonces trabajamos incansablemente para responder a las solicitudes de oración y ayuda de miles de cristianos que sufren, y de sacerdotes, misioneros y religiosas, que por pobreza o persecución, ven dificultada su labor de evangelización y apoyo a las comunidades más necesitadas en nuestro país y el mundo..

PRINCIPALES OBJETIVOS

  • Fomentar la oración por todos aquellos que sufren por su fe, con especial énfasis en los cristianos perseguidos por su fe.
  • Informar de forma fidedigna y veraz, y sensibilizar a la sociedad, para que conozca la situación de la Iglesia que sufre y es perseguida en diferentes partes del mundo. Queremos ser la voz de aquellos que no tienen voz.
  • Ayudar a la Iglesia donde está más necesitada, amenazada o sufre persecución.
  • Apoyar a las comunidades más pobres de nuestro país a través de la campaña “Capillas para Chile”, gracias a la cual, y mediante fondos recolectados en nuestro país, hemos construido más de 40 capillas en los lugares más necesitados y 45 Capillas de Emergencia en la zonas devastadas por el 27/F. Lo anterior incluye la construcción de centros comunitarios como los centros de rehabilitación de adicciones.
  • Motivar a los chilenos para que comprendamos que como cristianos no podemos dejar de ayudar a nuestros hermanos que sufren.

¿Por qué ayudar a ACN-Chile?

  • Somos una fundación que nació en 1947 a nivel mundial, con gran experiencia y que conoce en detalle las necesidades de la Iglesia en el mundo. Previa solicitud formal y comprobada, hacemos llegar la ayuda a través de la Iglesia.
  • Anualmente nuestros estados financieros son auditados por externos debidamente calificados, sin perjuicio de un completo informe mensual a nuestra casa central en Alemania.

¿A quiénes ayudamos?

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER MENSUAL

Si quieres estar al día de cómo viven su fe los católicos en países de persecución, discriminación y de auténticas necesidades...

CONTACTO