GESTIÓN DE RECURSOS

En el ejercicio 2020, la fundación pontificia Ayuda a la Iglesia que Sufre (ACN) reunió donativos por valor de 122,7 millones de euros para los cristianos necesitados y oprimidos. En comparación con el año anterior, recaudó 16,4 millones de euros más, lo que supone un aumento del 15,4%.

ACN se financia íntegramente con donativos y no percibe ingresos derivados de impuestos ni de otros fondos públicos. Tras el estallido de la pandemia, financió 401 proyectos de ayuda relacionados con la enfermedad por un importe de más de 6,2 millones de euros para paliar las mayores necesidades. Así, entre otros, se equipó a religiosos y sacerdotes con material de protección para su ministerio, para que pudieran proseguir con su labor pastoral y se compensaron sus carencias económicas causadas por el COVID19.

La pandemia cambia las prioridades regionales

En 2020, alrededor de un tercio (32,6%) de la ayuda total a proyectos de ACN se destinó a África. “Nos preocupan especialmente los países de la región del Sahel, debido al terror que la sacude y que la pandemia ha agravado la situación de las personas que se han visto obligadas a huir. En muchos casos, la Iglesia es la única institución que acompaña a la población”, ha explicado Thomas Heine-Geldern, Presidente de ACN Internacional.

Mientras que Medio Oriente – en particular Siria e Irak- ocupó el primer lugar en el financiamiento de ACN durante muchos años, en 2020 la región ha recibido menos ayuda, con un 14,2% del dinero desembolsado. “Esto tiene que ver con la pandemia: muchos proyectos de reconstrucción tuvieron que detenerse por falta de abastecimiento de materiales de construcción. No obstante, esta región sigue siendo muy importante para nosotros”, ha asegurado el presidente de ACN.

Tras la explosión en el puerto de la capital libanesa de Beirut, el 4 de agosto de 2020, ACN lanzó un programa de ayuda de emergencia para el país que alberga a la mayor comunidad cristiana de Medio Oriente. Así, por ejemplo, se distribuyeron alimentos después de la explosión. Otras ayudas se destinaron a la reconstrucción del barrio cristiano de Beirut, que se vio gravemente afectado. En 2020, la ayuda al Líbano ascendió a casi cuatro millones de euros.

En 2020, otra prioridad fue Asia (18% de los fondos destinados a proyectos). Allí, la mayor parte de las ayudas se destinó a la India: unos 5,4 millones de euros. Este continente se ha visto especialmente afectado por la pandemia, y, en ocasiones, la minoría cristiana se ha visto privada de asistencia pública. En Pakistán, por ejemplo, ACN apoyó la distribución de ayuda entre los cristianos que habían perdido sus medios de sustento como consecuencia de la pandemia.

Como en el pasado, la lista de proyectos financiados en todo el mundo estuvo encabezada por la ayuda a la construcción. Con la ayuda de ACN se construyeron, renovaron o reconstruyeron 744 iglesias, casas parroquiales, conventos, seminarios mayores y centros parroquiales.

En 2020 apoyamos a uno de cada nueve sacerdotes del mundo. Entre seminaristas, uno de cada ocho recibe ayuda de ACN. También apoyamos a más de 18.000 religiosas.

Otro ámbito vital apoyado por ACN es y sigue siendo el del transporte pastoral, mediante el cual sacerdotes y catequistas pueden llegar a los fieles incluso en zonas remotas e inaccesibles. La lista de vehículos suministrada con la ayuda de ACN incluía 783 bicicletas, 280 autos, 166 motocicletas, 11 barcos, dos autobuses y un camión.
+jb2020sc_page-0001
“La pandemia y sus consecuencias seguirán ocupándonos en el futuro”, señala Heine-Geldern, Presidente de ACN Internacional. “Y al mismo tiempo, la terrible situación en el continente africano, donde el terrorismo y la violencia se están extendiendo cada vez más, es motivo de gran preocupación para nuestra organización benéfica. Tan importante como abordar la necesidad material externa es la necesidad de darles voz y rostro a estos cristianos oprimidos y perseguidos. Hacemos esto en ACN a través de información, oración y ayuda práctica directa. Estamos felices y agradecidos de poder contar con el generoso apoyo de nuestros amigos y benefactores de todo el mundo en este trabajo”.

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER MENSUAL

Si quieres estar al día de cómo viven su fe los católicos en países de persecución, discriminación y de auténticas necesidades...

DONA
Abrir chat
Hablemos por Whatsapp?
¡Hola! Gracias por comunicarte con la Fundación ACN Chile. ¿En qué podemos ayudarte?