GESTIÓN DE RECURSOS

La fundación pontificia internacional Ayuda a la Iglesia que Sufre (ACN) recaudó en 2019 más de 106 millones de euros en donaciones para los cristianos perseguidos y que sufren en todo el mundo.

Llevamos a cabo 5.230 proyectos de ayuda para aliviar múltiples necesidades en 139 países, beneficiando a 1.162 diócesis, por encima de un tercio de todas las diócesis del mundo.

En 2019 apoyamos a 40.096 sacerdotes – uno de cada diez sacerdotes en todo el mundo - a través de las intenciones de Misa. La mayoría de ellos las utilizan no sólo para su propio sustento sino también para llevar a cabo su trabajo pastoral y social.

Más de 13.000 religiosas pudieron mejorar su servicio a los más pobres y vulnerables gracias a ayudas de la fundación. En el mismo ámbito, más de 16.200 jóvenes de todo el mundo, uno de cada siete candidatos al sacerdocio, fueron apoyados por ACN.

En 2019 ACN dio voz a los cristianos perseguidos ante instituciones como la ONU y la UE; redactó innumerables publicaciones y artículos en más de seis idiomas y realizó entrevistas y audiovisuales sobre la situación de los cristianos que sufren para medios de comunicación, nacionales e internacionales. También invitó a representantes y víctimas de la Iglesia perseguida a reuniones internacionales, eventos y conferencias para que dieran testimonio de situaciones desconocidas o ignoradas en Occidente.
A pesar de las críticas consecuencias económicas de la pandemia de Covid-19, ACN busca mantener el nivel de apoyo en 2020. Aunque se trata de un gran desafío, es muy necesario, porque las necesidades en muchos países asociados con la fundación se están viendo muy agravadas.

A principios de abril de 2020, ACN asignó 5 millones de euros para apoyar a los sacerdotes y religiosos en los países más vulnerables. Además, la organización lanzó otros programas de ayuda de emergencia para los cristianos en Siria y Pakistán, entre otros.

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER MENSUAL

Si quieres estar al día de cómo viven su fe los católicos en países de persecución, discriminación y de auténticas necesidades...

DONA AQUÍ