Un católico pakistaní vive oculto tras su absolución por blasfemia hace ya dos décadas

DONA AQUÍ