Gran emotividad ha marcado la visita del Santo Padre los Países Bálticos

DONA AQUÍ