Mozambique: continúa la desolación

DONA AQUÍ