Los cristianos del norte de Burkina son atacados, expulsados y asesinados pueblo por pueblo.

CONTACTO