En Alepo «el dolor, la pobreza y el hambre que hemos soportado son suficientes»

CONTACTO