AYUDAMOS A LA FORMACIÓN DE SEMINARISTAS Y RELIGIOSAS

AYUDAMOS A LA FORMACIÓN DE SEMINARISTAS Y RELIGIOSAS

En ellos está el futuro de la Iglesia y la esperanza de millones de personas. La Iglesia necesita sacerdotes y religiosas bien preparados.

Lamentablemente son muchas las vocaciones que se pierden por falta de medios económicos para estudiar.

El 19% de los recursos económicos de Ayuda a la Iglesia que Sufre se destinan a la formación de seminaristas, novicias, sacerdotes, religiosos y catequistas. Antes de emprender cualquier misión pastoral deben recibir una formación sólida y concreta. La Iglesia y sus pastores no se rinden por grande que sea la dificultad (pobreza, sectas, violencia, persecución). En el año 2017 sostuvimos a 13.643 Seminaristas.

¡Ayúdanos para que los jóvenes llamados al sacerdocio y a la vida religiosa puedan seguir su vocación!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CONTACTO