Nigeria: La amenaza de Boko Haram

School building project, St. Patrick, Gwada parish, Kuta Road, Bishop Dr. Martin Igwe Uzoukwu

Para muchos cristianos en Nigeria, su vida se ha visto opacada por la amenaza del grupo terrorista islámico Boko Haram. A pesar de que representan el 49,3% de la población del país, Boko Haram –cuyo nombre significa: “la educación occidental está prohibida”- se ha propuesto erradicar el cristianismo de la región. Y busca hacerlo de la manera más brutal.

La diócesis de Maiduguri ha sido una de las más amenazadas por estar en la tierra tomada por Boko Haram, al noreste de Nigeria. Desde que empezaron los conflictos, en 2011, 5.000 creyentes han sido asesinados, 100.000 se han visto obligados a abandonar sus hogares, 7.000 mujeres han quedado viudas y 10.000 niños sin padres. Actualmente, el 85% de la diócesis está bajo el dominio del grupo terrorista, quienes han destruido 350 iglesias sólo en esa zona.

El panorama no es mejor en el resto del país. Desde que formaron una alianza con el Estado Islámico (ISIS), en 2015, sus ataques y su violencia se han intensificado. Hoy, no hay cristiano que se salve de su amenaza de muerte. Según cifras de la Agencia de la ONU para los refugiados (ACNUR), en Nigeria hay 2,2 millones de desplazados internos y 22.300 refugiados en el extranjero.

Las mujeres son uno de los principales objetivos

Fue el secuestro de las 276 niñas de una escuela de Chibok lo que hizo que su nombre se conociera a nivel mundial. Vimos a los rostros más reconocidos e influyentes en el mundo unidos en la campaña “Bring Back Our Girls”, reconociendo por primera vez la amenaza de Boko Haram. Sin embargo, nuestra fundación Ayuda a la Iglesia que Sufre había puesto su atención en el drama nigeriano desde mucho antes.

Nigerian Children copy

Los testimonios de las niñas secuestradas que logran escapar están llenos de dolor.

Desde aquel secuestro, del cual más de 200 estudiantes siguen desaparecidas, las mujeres de Nigeria se han convertido en vulnerables víctimas de Boko Haram. Más de 2.000 niñas y jóvenes han sido capturadas para obligarlas a convertirlas al islamismo, casarlas con miembros del grupo, violarlas, venderlas como esclavas sexuales y obligarlas a inmolarse para realizar atentados suicidas. Las que logran escapar tienen que sobrevivir con el trauma, el estigma social y muchas de ellas están embarazadas de sus captores.

La ayuda incondicional

El trabajo psicológico, médico y social para rehabilitar a las victimas lo ha asumido la Iglesia. Aquella Iglesia que ha sido también el blanco de ataques, pero que permanece ahí para apoyar y acompañar a las víctimas. Una “Iglesia de Campaña”. Pese a la terrible persecución que sufren, los cristianos están cada vez más firmes en su fe, así lo asegura el sacerdote nigeriano Kenneth Iloabuchi: “Después de los atentados los cristianos vuelven al día siguiente a la Iglesia. Perdonan y ponen todo en manos de Dios, están seguros de su fe. Es un testimonio de esperanza para todo el pueblo nigeriano”. Ellos no se dan por vencidos y, a pesar de la amenaza, trabajan por reconstruir lo que Boko Haram ha destruido.

En Nigeria la Iglesia está en campaña y desde Chile queremos apoyarla. Si no fuera por la valiente e incondicional entrega de los sacerdotes, religiosas y misioneros, los refugiados no tendrían la ayuda material y espiritual que tanto necesitan. Sin embargo, ellos requieren de nuestro sustento económico para permanecer ahí y poder darle a la gente las cosas básicas que necesitan y ayudarlos a levantar y reconstruir las iglesias destruidas (las que sirven de centros de acogimiento para la comunidad).

ACN-20160202-35539

Mons. Ignatius Kaigama repartiendo alimentos entre los refugiados.

Es tan valorada la labor de los sacerdotes, que miles de jóvenes quieren seguir sus pasos para ayudar a sanar las heridas de los cristianos que han sido víctima de los atentados. En Nigeria los seminarios no dan abasto (tienen el mayor número de seminaristas de África) y una de nuestras misiones es ayudarlos con becas para que puedan estudiar. En Ayuda a la Iglesia que Sufre sabemos que ellos son verdaderos instrumentos para la reconciliación y la convivencia.

 Haz tu aporte a nombre de Ayuda a la Iglesia que Sufre, Cuenta 11175-9, Banco Santander , Rut 73537400-1, Asunto: Nigeria, Mail:acn@acn-chile.org.  

 CONOCE ALGUNOS DE NUESTROS PROYECTOS EN NIGERIA 

CÓMO PUEDO AYUDAR COMO JOVEN

CÓMO PUEDO AYUDAR COMO PARROQUIA, MOVIMIENTO O MONASTERIO

 

 Estampa Nigeria 2-02

Deja un comentario

Boletín ACN

Descarga aquí el último Boletín ACN en formato pdf, o accede a los boletines anteriores.

Boletines Anteriores

Testimonios

Mira acá emocionantes videos con testimonios de la Iglesia necesitada y perseguida en el mundo.

Contáctenos

ACN Chile
Román Díaz 97
Providencia
Santiago, Chile

Tel: (56-2) 22469060
Email: acn@acn-chile.org
Horario de Atención:
Lunes a Jueves:
9:00-14:00 y de 15:00- 18:00
Viernes:
9:00-14:00 y de 15:00- 16:30

Fundación ACN en el Mundo