Reconstrucción de 97 casas de cristianos en Homs

Es posible que los medios de comunicación del mundo se hayan cansado de que la crisis siria haya entrado en su noveno año, pero en ACN no podemos cansarnos ni disminuir nuestra determinación de llevar la esperanza a miles y miles de personas que lo han perdido todo. 

¿Te imaginas la angustia de las familias que huyeron de los extremistas sin nada más que la ropa que llevaban puesta?

La lucha ha terminado en muchas partes de Siria, pero hay una necesidad desesperada de que ACN permita a las personas no solo sobrevivir, sino poder reconstruir sus vidas.

¡¡¡Ayúdanos a llevar el amor de Dios a quienes más sufren!!!

Campaña Siria 2018

“Gracias, Ayuda a la Iglesia que Sufre, porque a mis 94, he podido volver a mi casa, donde llevaba viviendo más de 70 años. Siento una gran alegría”.

Abuela de Razana, estudiante de Farmacia en Siria.

Cuando se cumplen 8 años desde el inicio de la guerra en Siria (15 de marzo de 2011), ha llegado el momento de comenzar a reparar y reconstruir las casas bombardeadas de los cristianos que desean regresar a sus ciudades y pueblos ya liberados.

En la ciudad de Homs ha comenzado la reconstrucción, en concreto de 97 viviendas. Su arzobispo greco-católico, Mons. Jean-Abdo Arbach, dirige a un equipo de sacerdotes y voluntarios dedicados de lleno a este proyecto financiado por Ayuda a la Iglesia que Sufre. La Fundación Pontificia cuenta con gente en el terreno para supervisar el proceso en todo momento.

Este proyecto de reconstrucción supone $225.000.000 (unos $2.320.000 por casa) y se concreta en la instalación de ventanas y puertas, electricidad y en la reforma de al menos dos habitaciones por familia.

Algunas familias han vuelto ya a sus casas terriblemente dañadas, ante la falta de alternativas, y viven en condiciones extremas. Este proyecto de reconstrucción supone una ayuda imprescindible para todas las familias que, habiendo vuelto o deseando volver y habiendo perdido todo por la guerra, no cuentan con los medios económicos para reiniciar una nueva vida. Generará, además, oportunidades de empleo para la población local. Es además una manera de fortalecer la presencia debilitada de los cristianos en este país que es cuna del Cristianismo.

El matrimonio formado por Fausi y Sonia, con su hija Razana y la abuela de ésta, es una de las primeras familias que ya han podido instalarse en su casa reformada. Esperan que pronto también puedan ocupar sus viviendas, en el mismo edificio, los dos hermanos de Fausi. “Los que ya hemos vuelto, animamos a otros a regresar, también”, dice el cabeza de familia. Eran cinco hermanos, pero los otros dos han fallecido a causa de la guerra. “En 2012 dispararon a mi marido en el hombro… fue el detonante que nos obligó a huir”, comenta Sonia. “Gracias, Ayuda a la Iglesia que Sufre, porque a mis 94, he podido volver a mi casa, donde llevaba viviendo más de 70 años. Siento una gran alegría”, añade la abuela. Por su parte, Razana, estudiante de Farmacia, comenta: “Yo no me quiero ir de Siria, me gusta mi país pero me produce mucho dolor ver todo tan destrozado. En mi clase, en la universidad, somos 200 mujeres y solo 12 hombres. Muchos se han ido, han muerto en la guerra o están alistados obligatoriamente en el ejército”.

PARA AYUDAR HAZ CLICK AQUÍ O DEPOSITA A NOMBRE DE AYUDA A LA IGLESIA QUE SUFRE, RUT 73.537.400-1, CTA. CTE 11175-9 DEL BANCO SANTANDER, E-MAIL: acn@acn-chile.org, ASUNTO: Siria

ACN junto a la JMJ Panamá 2019

Ayuda a la Iglesia que Sufre (ACN) se vuelca una vez más en la evangelización de los jóvenes del mundo, a través de la Jornada Mundial de la Juventud, que en 2019 se realizó en Panamá. Gracias a nuestros benefactores, apoyamos once proyectos, que suman un total de ayuda de $407.000.000.-

ACN contribuyó con $76.000.000 en el financiamiento de un millón de rosarios que los cristianos de Belén fabricaron durante varios meses, por iniciativa de Cáritas Jerusalén quien ha conseguido dar empleo a numerosas familias necesitadas, jóvenes desempleados, presos y refugiados.

Ayuda a la Iglesia que Sufre ayudó también, gracias a la generosidad de sus benefactores, a la edición y distribución de más de 35.000 copias del DOCAT, manual de la Doctrina Social de la Iglesia, para jóvenes peregrinos. Además financió la asistencia a la JMJ de jóvenes provenientes de Israel y Albania, y apoyó programas de formación y preparación en distintos países, de los jóvenes que posteriormente acudieron a Panamá. Igualmente, ACN financió el sistema de registro de participantes y de gestión de la JMJ, por importe de $190.000.000.-

 


El proyecto del millón de rosarios

La confección de cada rosario, que es de madera de olivo y también puede utilizarse como pulsera, costó un dólar por unidad. “Los rosarios podrían adquirirse más baratos en China, pero si encargamos su producción a los habitantes de Belén, en Tierra Santa, representa un signo de solidaridad con ellos”, ha dicho el iniciador del proyecto y obispo emérito de Reykjavik, Mons. Peter Bürcher. Gracias a esta ayuda cada una de las 200 familias de Belén que han trabajado en este proyecto tendrán los medios suficientes para sobrevivir durante un año entero.

Belén representa la situación de los cristianos en la región, donde corre peligro su presencia y supervivencia en el lugar de nacimiento de Cristo. El arzobispo de Panamá, Mons. Ulloa Mendieta, ha señalado a Ayuda a la Iglesia que Sufre, que con esta iniciativa “se promueve la oración y se contribuye al cuidado de nuestros hermanos en Tierra Santa”.

Listado de proyectos de ayuda para la JMJ 2019

ID: 1807867 y 1802909
Proyecto: Fondos para los preparativos de la celebración de la JMJ Cubana en Santiago de Cuba
Solicita: Arzobispado de Santiago de Cuba
13.800 €

ID: 1804001
Proyecto: Cursos y encuentros de formación, previos a la JMJ Panamá
Solicita: Arzobispado de Portoviejo – Ecuador
8.695,65 €

ID: 1800124
Proyecto: Edición de 2.000 ejemplares del Youcat-Docat para los participantes ecuatorianos en la JMJ Panamá
Solicita: Obispado de Escuintla – Guatemala
7.012,15 €

ID: 1807725
Proyecto: Promoción y difusión internacional del Docat
Solicita: Arzobispado de Panamá
50.000 €

ID: 1805228
Proyecto: Ayuda para la financiación del viaje de 4 personas para que participen en la JMJ Panamá
Cáritas Jerusalén
5.000 €

ID: 1802902
Proyecto: Financiación de reuniones preparatorias, de formación y foros juveniles de la comunidad de Emmanuel en Costa Rica
Solicita: Comunidad de Emmanuel – Costa Rica
30.000 €

ID: 1706974
Proyecto: Creación del sistema de registro de participantes y de gestión de la JMJ Panamá 2019
Solicita: Consejo Pontificio para los Laicos del Vaticano
250.000 €

ID: 1807083
Proyecto: Financiación de una Jornada de la Juventud en Armenia por la unidad de jóvenes católicos armenios
Solicita: Ordinariato de la Iglesia católica armenia en Armenia, Georgia, Rusia y Europa del Este
6.000 €

ID: 1702478
Proyecto: Ayuda a la financiación del viaje a  32 jóvenes de Albania
Solicita: Obispo de Lezha
10.000 €

ID: 1807531
Proyecto: Edición de 33.600 ejemplares del Youcat-Docat para regalar a los jóvenes peregrinos
Solicita: Arzobispado de Panamá
53.000 €

«Sentimos una mano que nos sostiene y cuida»: Esta cristiana no huyó de Siria para ayudar a otros

Conoce la historia de esta joven siria, dentista de formación, que decidió quedarse en su país, a pesar de que su familia está en Estados Unidos, para coordinar la ayuda de emergencia para cientos de familias desplazadas.

ACN, Josué Villalón (Siria) – Majd Jallhoum es “solo una mensajera”, como se define ella, del incesante trabajo de acogida y socorro que está realizando la Iglesia católica en Marmarita, Siria. Pero ella también es el mensaje de una vida entregada, protagonista de la otra cara de la guerra de Siria, allí donde se intenta curar la herida de un pueblo olvidado.

Llegó huyendo de los combates hasta aquí, en el corazón del Valle de los Cristianos, como una desplazada más. Pronto se puso manos a la obra como secretaria del Centro de Ayuda San Pedro, visitando a las familias y proveyéndolas de lo necesario. Dentista de formación, se ha convertido en el punto de apoyo de miles de desplazados. Esta joven está siendo las manos amorosas de Dios, allí donde se ha apagado la luz de la bondad.

Tú también has vivido las consecuencias de la guerra. ¿Cómo ha afectado este conflicto a tu familia?

Vivíamos en la Ciudad Vieja de Homs, cuando varios grupos armados atacaron la zona y tuvimos que huir a Damasco. Estuvimos allí durante un año. Entonces hubo varios bombardeos sobre la capital y tuvimos que huir de nuevo, esta vez hasta el Valle de los Cristianos. Llevamos aquí ya 6 años.

¿Qué trabajo realizas en el Centro de Ayuda de San Pedro?

Actualmente soy la secretaria, coordinamos la solicitud de proyectos, supervisamos las ayudas y evaluamos que todo vaya bien. Empezamos con ayuda básica, como bolsas de comida o ropa. Después, gracias al apoyo de la fundación pontificia Ayuda a la Iglesia que Sufre (ACN), pusimos en marcha varios proyectos más grandes, como repartos de medicamentos, apoyo a tratamientos y operaciones. Y también ayudamos a través de becas de estudio para niños y jóvenes.

¿A cuántas familias están ayudando actualmente?

Tenemos unas 340 familias desplazadas que están siendo ayudadas con el pago de alquileres. Ayudamos con becas a casi 300 estudiantes. Y tenemos unas 100 familias que reciben ayuda de medicamentos. Mensualmente coordinamos unas 2.200 recetas médicas y operaciones o tratamientos médicos. Apoyamos mensualmente unas 200 operaciones y unos 200 tratamientos.

¿Cómo es la vida de las familias que viven desplazadas?

La situación de estas familias es cada año más difícil. Porque muchos se han ido quedando sin ahorros para hacer frente a sus gastos. Ya no les queda nada. Esta zona solía ser un lugar de turismo y los precios son muy altos. Es difícil encontrar trabajo, porque hay pocos negocios. Ahora muchos están intentando reconstruir sus casas en sus ciudades de origen. Hay un sentimiento generalizado entre los desplazados de querer volver a casa.

¿Por qué decidiste quedarte en Marmarita y no marcharte del país?

Yo vivo aquí con uno de mis hermanos, Iliash, que es el coordinador del Centro de Socorro de San Pedro. Ambos decidimos vivir aquí para sencillamente ayudar a los desplazados. Sentimos que estas familias dependen de nosotros, mi hermano ha entablado mucha amistad con todos y cada día va a visitarles. Ellos confían en nosotros.

¿Qué piensan sus padres y familia de que estén viviendo aquí?

Creo que ellos están orgullosos de nosotros, pero, por supuesto, a ellos no les gusta que estemos aquí. Preferirían que viviéramos con ellos, en Estados Unidos, o que estuviéramos fuera de Siria, lo más lejos posible de la guerra.

¿Qué te gustaría decir a las personas que les están ayudando a través de ACN?

Quiero transmitir que el apoyo de ustedes está salvando vidas, de forma literal. A mí misma, esta ayuda me ha cambiado la vida, yo soy solo una mensajera de toda una realidad que es palpable. No es una simple ayuda, son un testimonio de que el amor lo cambia todo, que está cambiando muchos corazones.

¡¡¡Ayúdanos a llevar el amor de Dios a quienes más sufren!!!

PARA AYUDAR HAZ CLICK AQUÍ O DEPOSITA A NOMBRE DE AYUDA A LA IGLESIA QUE SUFRE, RUT 73.537.400-1, CTA. CTE 11175-9 DEL BANCO SANTANDER, E-MAIL: acn@acn-chile.org, ASUNTO: Siria

Conoce más de la situación actual en Siria y nuestra campaña de ayuda, haz click acá

Boletín ACN

Descarga aquí el último Boletín ACN en formato pdf, o accede a los boletines anteriores.

Boletines Anteriores

Testimonios

Mira acá emocionantes videos con testimonios de la Iglesia necesitada y perseguida en el mundo.

Contáctenos

ACN Chile
Román Díaz 97
Providencia
Santiago, Chile

Tel: (56-2) 22469060
Email: acn@acn-chile.org
Horario de Atención:
Lunes a Jueves:
9:00-14:00 y de 15:00- 18:00
Viernes:
9:00-14:00 y de 15:00- 16:30

Fundación ACN en el Mundo