• Banner Tongoy Home

  • Banner Irak Mayo 2018






Mozambique, a una semana del paso del ciclón Idao, continúa la desolación

La arquidiócesis de Beira, la ciudad más afectada por el ciclón que devastó Mozambique y los países vecinos el pasado jueves, está trabajando junto a Caritas en proveer ayuda a los miles de damnificados. La situación es dramática, aún hay gente sobre la copa de los árboles ya que las aguas lo inundan todo. Son personas que llevan días sin comer y beber agua potable, con sus cuerpos mojados por la lluvia y fatigados hasta lo indecible.

La Iglesia de Beira está organizando la ayuda y dando a conocer la situación ya que las comunicaciones, energía, agua y demás servicios se encuentran cortados. Ellos dan cuenta de las dificultades en que se encuentran y cómo están poniendo a prueba toda su capacidad para proveer ayuda a las familias. Todo lo que se haga es poco y es difícil pensar en cómo se restablecerá el país. Sin ayuda, dicen, la gente tomará años para levantarse de la situación en que cayeron.

El comunicado entregado ayer 21 de marzo da cuenta del activo trabajo realizado. Señala:

“Ya pasó una semana desde aquella trágica noche, entre el jueves y el viernes en que el ciclón IDAI cobró muchas vidas (aún no se sabe con certeza el número real), provocó daños en cerca del 90% de las viviendas y derribó muchas de las casas más precarias en los barrios periféricos de la ciudad.

Hoy es el primer día en que no cayó la lluvia. La única vía de acceso terrestre a la ciudad todavía está cortada.

Muchas personas perdieron todas las reservas de alimentos que tenían y ya en los pocos almacenes donde quedó algo, los productos también están escaseando. Aún no se ha restablecido la energía eléctrica así como la distribución del agua canalizada.

El agua y los alimentos son en este momento la principal urgencia.

La Comisión Diocesana de Emergencia continúa realizando sus encuentros diarios para coordinar junto con la Caritas Diocesana la respuesta que se puede ofrecer ante tanto desastre.  Mañana (por hoy) deberían comenzar a funcionar tres puntos de suministro de agua administrados por Caritas Diocesana.

Por otra parte se está intentando restablecer con algunos proveedores la distribución de productos de primera necesidad a través de las comisiones de caridad de las parroquias.

Los miembros de la comisión encargados de la información están haciendo una diligencia de contacto con las autoridades, recoger información, auscultar a las personas en los barrios y compartir la información.

La comisión también está realizando un levantamiento de los perjuicios de las estructuras parroquias, obras sociales de la Iglesia y de las casas religiosas.

La gran preocupación del pueblo ahora es agua y comida, pocos están pensando en crear mecanismos para recuperar sus vidas. Estamos en plena fase de emergencia.

A esta situación, ya tan difícil, se añade otra tragedia que son las inundaciones en curso. Miles de personas que deben ser rescatadas, sobre todo de la vecina Vila do Búzi.

A continuación, vamos a compartir un trabajo realizado hoy por Radio Pax, la Radio Diocesana, que también sufrió y se vio paralizada en su actuación por la caída de la torre y el agua que entró en los estudios.

El equipo de la redacción de Radio Pax – Emisora ​​Católica- logró visitar tres centros de acomodación ubicados, uno en el barrio Ndunda 2, a 25 km de la Ciudad y dos en el Barrio de la Munhava – uno de los barrios más pobres de la ciudad de Beira.

En el barrio Ndunda 2, el centro de alojamiento fue improvisado en un edificio en construcción, pues fue el lugar que aparentaba, a la hora de la aflicción, ser el más seguro. En este centro están alojadas 89 personas entre ellas, niños y ancianos, sin embargo, diariamente hay gente que acude buscando refugio. Se trata de desalojados de una zona en expansión, practicantes de la agricultura familiar, pesca artesanal y pequeños negocios. Estas personas informaron que desde el día 15, recibieron una sola vez la ayuda del Instituto Nacional de Gestión de Calamidades – institución gubernamental, en bienes alimenticios tales como 1 kg de Arroz y 1 Kg de azúcar por familia.

En el centro de alojamiento del barrio de Munhava que se encuentra en la Escuela Amílcar Cabral, están alojadas aproximadamente 1500 personas y se espera recibir más en los próximos días. En este centro los comestibles recibidos son distribuidos entre todos. El agua potable se abastece aunque con algunas dificultades.

En el Centro de Alojamiento que se encuentra en la Escuela Primaria Completa de la Munhava Central están con capacidad para 228 personas. Desde el 15 de marzo recibieron 1 kg de arroz y 1 Kg de azúcar por familia. El agua potable es abastecida aunque con algunas dificultades.

Por lo tanto, de los tres centros que visitamos notamos que la gente está desesperada y buscan medios mínimos de supervivencia. Se estima que, debido de las lluvias que se hacen sentir en estos días, mucha más gente acuda a los centros de alojamiento.

En todos los centros de alojamiento vimos las mismas dificultades: falta de agua potable o tratada para el consumo; falta de alimentos de primera necesidad; falta de medicamento o puesto de salud próximo para primeros auxilios (Ndunda); la falta de red mosquiteros, porque duermen al aire libre o en aulas sin techo o ventanas y falta de colchones porque duermen sobre el suelo húmedo.

Es importante señalar que hay gente que no está alojada en los centros de alojamiento pero que invaden los centros a la hora de la distribución de los alimentos.

 

Ver más Noticias

Boletín ACN

Descarga aquí el último Boletín ACN en formato pdf, o accede a los boletines anteriores.

Boletines Anteriores

Testimonios

Mira acá emocionantes videos con testimonios de la Iglesia necesitada y perseguida en el mundo.

Contáctenos

ACN Chile
Román Díaz 97
Providencia
Santiago, Chile

Tel: (56-2) 22469060
Email: acn@acn-chile.org
Horario de Atención:
Lunes a Jueves:
9:00-14:00 y de 15:00- 18:00
Viernes:
9:00-14:00 y de 15:00- 16:30

Fundación ACN en el Mundo